Viernes, 14 de Agosto de 2020

Noticias

Praga, 22/02/2016

La obra de Mozart y Salieri

Una cantata compuesta por ambos músicos e interpretada por primera vez esta semana rebaja el mito de la acérrima rivalidad entre ellos. Se trata de una breve obra, de cuatro minutos, titulada Per la ricuperata salute di Offelia y que fue escrita por Mozart y Salieri con la colaboración de un músico desconocido hoy al que en la partitura se cita como Cornetti. La letra es del poeta y libretista italiano Lorenzo Da Ponte, un colaborador asiduo de Mozart que puso su firma en tres de sus óperas más importantes.









En la entrada de muchas bibliotecas se puede leer un cartel que advierte a su personal y a sus usuarios con una rotunda sentencia: “Un libro mal colocado es un libro que no existe”. Lo mismo se aplica a los documentos que se guardan en los archivos, que si no están correctamente clasificados se pierden en un mar de papel y es como si se ahogasen, nadie puede contar con ellos, y aunque alguna vez existieron ahora ya no. Esta tragedia ha ocurrido con una obra que los músicos Wolfgang Amadeus Mozart y Antonio Salieri compusieron juntos en 1785 y que se consideraba como perdida desde el siglo XVIII hasta que fue interpretada esta semana en público, en Praga, por el clavecinista checo Lukas Vendl.

Se trata de una breve cantata, de cuatro minutos, titulada Per la ricuperata salute di Offelia y que fue escrita por Mozart y Salieri con la colaboración de un músico desconocido hoy al que en la partitura se cita como Cornetti. La letra es del poeta y libretista italiano Lorenzo Da Ponte, un colaborador asiduo de Mozart que puso su firma en tres de sus óperas más importantes: Le nozze di Figaro, Don Giovanni y Così fan tutte. La pieza recién encontrada celebraba el restablecimiento de la soprano inglesa Nancy Storace (1765-1817), quien había estado temporalmente retirada de la lírica por una enfermedad.

Sólo se tenía constancia de la existencia de esta obra por la prensa de la época, que la mencionaba en algunos artículos. Luego reapareció brevemente, sin que nadie lo supiera, cuando a principios de la década de 1950 el nuevo gobierno comunista de Checoslovaquia expropió la partitura a unos particulares.

Las páginas se enviaron al Museo Nacional de Praga y allí durmieron el sueño de los justos hasta que fueron catalogadas por primera vez en el año 1976.

Pero algún técnico se equivocó cuando trabajaba con sus datos, por lo que nadie hasta ahora se había percatado de que existía y estaba allí: la partitura figuraba en el archivo y era accesible al público, pero la ficha no especificaba quiénes eran los autores, por lo que su carácter único quedó escondido.

El Museo de Música de Praga explicó en un comunicado de prensa que los nombres de Mozart y Salieri constan en el documento, pero están cifrados. Nadie se preocupó por descifrarlos hasta el año pasado, durante un proceso habitual de catalogación del Museo Nacional, cuando al aplicarle nuevas técnicas de archivística se descubrió a quién pertenecía realmente. Los historiadores presentaron la partitura al musicólogo y compositor alemán Timo Jouko Herrmann, quien las estudió hasta que pudo confirmar su autenticidad.

MITO. “Per la ricuperata salute di Offelia es otra prueba de que entre ellos había como mínimo una relación profesional”, explica el comunicado del Museo refiriéndose a la conflictiva relación que se supone que mantenían Mozart y Salieri. Cada vez hay más evidencias que desautorizan la versión de que ambos músicos vivían una rivalidad extrema en la corte imperial de Viena y que Salieri podría haber llegado al punto de envenenar a Mozart: el compositor tenía una salud quebradiza pero murió de una manera tal vez demasiado repentina a los 35 años. Esta popular versión de la historia, plagada de celos, envidias, conspiraciones y traiciones fue retomada por el dramaturgo inglés Peter Shaffer como argumento para su obra Amadeus, en la que más tarde se basó el director checo Milos Forman para filmar en 1984 una película que llevaba el mismo título y ganó ocho Oscar.

El genio de Mozart sigue así ofreciendo obras nuevas más de 200 años después de su muerte. El último descubrimiento se anunció en octubre de 2014, cuando se encontraron cuatro páginas de la partitura original de la Sonata para piano Nº 11 o Sonata en La Mayor, una de sus composiciones más célebres —sobre todo por su último movimiento, la Marcha turca— que también habían estado perdidas más de dos siglos. Con esas cuatro páginas se completó el manuscrito original de la obra, de la que hasta entonces solo se conocía la quinta y última. El pianista húngaro Zoltan Kocsis pudo interpretar la sonata exactamente como fue compuesta —con variaciones de notas y ritmo y correcciones del compositor que no estaban en la versión que siempre se había interpretado— y con el instrumento para la que fue originalmente pensada, el pianoforte.

EFE/AFP




Breves

  • HECTOR BERLIOZ

    Fue un creador cuyo obstáculo fue la intransigencia de la mayoría de los músicos en casi todos los temas, desde su apoyo al uso del saxofón o a la nueva visión dramática de Wagner. Su vida fue excéntrica y apasionada. Ganó el Premio de Roma, el más importante de Francia en aquel momento, por una cantata hoy casi olvidada. Su obra musical es antecesora de estilos confirmados posteriormente.

  • El aprendiz de brujo de Paul Dukas se basa en una balada de Goethe. Es un scherzo sinfónico que describe fielmente cada frase del texto original.

  • La primera ópera de la que se conserva la partitura es Orfeo de Claudio Monteverdi. Se estrenó en Mantua en 1607, con motivo de la celebración de un cumpleaños, el de Francesco Gonzaga.

  • La obra que Stravinski compuso desde la época del Octeto de 1923 y hasta la ópera The Rakes Progress de 1951, suele considerarse neoclasicista.

  • En la Edad Media encontramos la viela de arco, de fondo plano y con dos a seis cuerdas, que se perfeccionó en la renacentista, hasta llegar a su transformación en el violín moderno a partir del siglo XVI, cuando se estableció una tradición de excelentes fabricantes (violeros) en la ciudad de Cremona.


Citas

  • DANIEL BARENBOIM

    "Un director no tiene contacto físico con la música que producen sus instrumentistas y a lo sumo puede corregir el fraseo o el ritmo de la partitura pero su gesto no existe si no encuentra una orquesta que sea receptora"

  • GEORGE GERSHWIN

    "Daría todo lo que tengo por un poco del genio que Schubert necesitó para componer su Ave María"

  • GUSTAV MAHLER

    "Cuando la obra resulta un éxito, cuando se ha solucionado un problema, olvidamos las dificultades y las perturbaciones y nos sentimos ricamente recompensados"

  • FRANZ SCHUBERT

    "Cuando uno se inspira en algo bueno, la música nace con fluidez, las melodías brotan; realmente esto es una gran satisfacción"

  • BEDRICH SMETANA

    "Con la ayuda y la gracia de Dios, seré un Mozart en la composición y un Liszt en la técnica"

MULTIMEDIA

  • Otello

    Giuseppe Verdi

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    Ciclo 2011 - Programa N° 4

  • Un americano en Paris

    George Gershwin

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    Ciclo 2011 - Programa N° 18

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    Ciclo 2012 - Programa N° 22

  • Tristán e Isolda

    Richard Wagner

  • La tumba de Couperin

    Maurice Ravel

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    Ciclo 2012 - Programa N° 27

Intérpretes

Poetas

Cátulo Castillo

Cátulo Castillo

Cátulo Castillo recorrió con sus letras los temas que siempre obsesionaron al tango: la dolorosa nostalgia por lo perdido, los sufrimientos del amor y la degradación de la vida. No tuvo en cambio espacio para el humor ni para el trazo despreocupado, y tampoco para el énfasis rítmico de la milonga. La palabra "último" figura en varios de sus títulos, como dando testimonio de ese desfile de adioses que atraviesa sus letras, donde hay siempre compasión por quienes padecen y un frecuente recurso al alcohol como fuga.

Músicos

Antonio Agri

Antonio Agri

Antonio Agri compartió casi tres lustros de música con Astor Piazzolla. Agri era santafesino y violinista casi autodidacto, según su definición. Abandonó Rosario, junto con su puesto en la Sinfónica local, a los 28 años. En Buenos Aires lo esperaba el tango y una prueba con Piazzolla, quien demoró seis meses en resolver la admisión pero lo hizo en forma rotunda y definitiva. En el tango sumó, entre muchas otras, la experiencia de ser convocado en ocasiones por Aníbal Troilo, de animar dos de las etapas de vida del Quinteto Real -junto a Horacio Salgán- y su propio Quinteto con sede en París, codirigido por el bandoneonista Juan José Mosalini.

Músicos

José Dames

José Dames

Pureza y riqueza melódica, frases de personalísima inventiva y perfecto desarrollo, clara inspiración e inalterable e inconfundible jerarquía musical respira toda la frondosa obra de composición de José Dames. Desde que comenzó su labor en nuestra música popular, como bandoneonista y compositor, a mediados de la década del '30 del siglo pasado y hasta el presente, su imaginación ha producido más de 350 piezas. Pero si hubiera escrito únicamente estas tres, "Fuimos", "Nada" y "Tú", toda la adjetivación prodigada en este párrafo quedaría ampliamente justificada.

Junín, 13/06/2016

Presentaron “Tango en Junín”

Los amantes del tango podrán disfrutar de diversas actividades durante cinco días en Junín. El intendente la Ciudad, Pablo Petrecca, presentó oficialmente “Tango en Junín”, un importante ciclo cultural que se desarrollará entre el 13 y el 17 de julio próximos e incluirá la realización de la preliminar del Festival y Mundial de Tango BA 2016.

Mar del Plata, 30/05/2016

Amelita Baltar en el Teatro Colón

El sábado 11 de Junio a las 21 hs se presentará en el Teatro Municipal Colón la gran cantante Amelita Baltar, acompañada por la Orquesta Municipal de Tango que dirige el Maestro Julio Davila y el pianista Aldo Saralegui como invitado especial. Luego de su presentación en Mar del Plata, la cantante estrenará un nuevo espectáculo: "Noches de Kabaret" en el Teatro Maipo de Buenos Aires.

Letras

Ver mís letras
A B C D E F G H I J K
L M N O P Q R S T U
V W X Y Z

Desarrollado por Osmosis