Lunes, 11 de Diciembre de 2017

Clásica y Ópera | Compositores

Sergei Prokofiev

Sergei Prokofiev

Compositor de origen ucranio, de inspiración neoclásica. Aunque después de la Revolución se exilió en los Estados Unidos, más tarde volvió a la Unión Soviética donde fue objeto de los máximos honores y representó los más altos ideales del arte soviético, para perder sus privilegios por su apoyo a una obra de Muradeli criticada por la oficialidad estalinista. La política cultural calificó la obra de Prokofiev como "formalismo decadente". Como réplica, compuso obras de apoyo al ideal comunista, que le valieron la obtención del Premio Stalin en 1951.








Estudió música con su madre y luego con Tanaiev, Cherepin, Rimski-Korsakov y Liadov. Aunque después de la Revolución se exilió en los Estados Unidos, más tarde volvió a la Unión Soviética donde fue objeto de los máximos honores y representó los más altos ideales del arte soviético, para perder sus privilegios por su apoyo a una obra de Muradeli criticada por la oficialidad estalinista.

Prokofiev reveló un precoz talento como pianista y compositor, estudiando con Glier desde 1902. Dos años después ingresó al conservatorio de San Petersburgo y tuvo entre sus maestros a Rimsky-Korsakov, Lyadov y Tcherepnin. Tcherepnin y Myaskovsky le otorgaron un valioso apoyo, así como motivaron su interés por la música de Scriabin, Debussy y Strauss.

Prokofiev debutó como pianista en 1908 y rápidamente causó cierta sensación siendo considerado como un enfant terrible, ultramoderno e incomprensible (una imagen que estuvo feliz de explotar). Sus obras para piano solo y los extravagantes conciertos para piano N°1 y N°2 atrajeron la atención. Luego, en 1914, dejó el conservatorio y viajó a Londres, donde escuchó la música de Stravinsky y recibió un encargo de Dyaghilev. La partitura resultante, sin embargo, fue rechazada y Prokofiev utilizó la música en la llamada Suite Escita. Un segundo intento, Chout, no fue escenificado hasta 1921.

Entretanto su talento se expandía en distintas direcciones. En 1917 completó una ópera sobre El Jugador de Dostoyevsky, un estudio sobre la obsesión muy lejano de la fantasía contenida por su casi contemporánea ópera para Chicago llamada El amor por tres naranjas, escrita en 1919 y estrenada en 1921.

Ninguna de estas partituras tuvo mucho que ver con su Sinfonía Clásica, conscientemente concebida a la manera dieciochesca, y de nuevo muy distintas al lírico Concierto para violín N°1 escrito en el mismo periodo. Hubo también sonatas para piano basadas en antiguos bosquejos junto a las más osadas Visiones Fugitivas, todas de los años 1915 a 1919.

Hacia finales de este rico periodo, en 1918, Prokofiev viajó a los Estados Unidos, y desde 1920 se estableció en Francia. Su productividad disminuyó mientras trabajaba en la ópera El Angel de Fuego, una fábula intensa y simbolista sobre el bien y el mal (no fue estrenada hasta después de su muerte y mucha de su música fue empleada por Prokofiev en su Tercera Sinfonía).

Después de sufrir una etapa estilística ligada a la mecánica y la industria, que alcanzó su clímax en la segunda sinfonía y en el ballet El paso de acero, el compositor produjo una partitura mucho más tranquila, el ballet El hijo pródigo. Lo barbárico y lo lírico se alternaban dentro de su música y no fueron combinados hasta la década de 1930, cuando comenzó su proceso de reconciliación con la Unión Soviética.

La renovada relación fue al principio tentativa. Romeo y Julieta, el ballet encargado por el Bolshoi, fue estrenado en Brno en 1938 y sólo con el tiempo se integró al repertorio soviético: sus temas de agresión y amor romántico fueron un catalizador de los divergente impulsos de Prokofiev, así como lo fueron en la música para la película Alexander Nevsky de Eisenstein.

Finalmente se estableció en Moscú en 1936 y al comienzo sus intereses se dirigieron a géneros relativamente modestos como la canción, la música incidental, la cantata patriótica y la entretención infantil (Pedrito y el Lobo, 1936). Lamentablemente había llegado en un mal momento, cuando el camino hacia el realismo socialista estaba en su curso más intenso. Y de hecho su primera obra de un tipo más ambicioso, la ópera Semyon Kotko, no fue bien recibida.

Con el comienzo de la guerra, encontró la motivación para responder a los requerimientos patrióticos: de manera implícita en un ciclo de tres sonatas para piano (números 6 al 8) y en la Sinfonía N°5, y más abiertamente, en la versión operática de La Guerra y la Paz de Tolstoi, que de nuevo le permitió desarrollar los dos extremos de su genio musical. También trabajó en otro ballet, Cenicienta.

En 1946 se retiró al campo y aunque siguió componiendo, sus últimas partituras se aprecian como una suave coda a su producción. Aunque hasta ese momento había gozado del favor del gobierno, en 1948 fue censurado por utilizar un "excesivo formalismo" y armonías cacofónicas. Prometió componer con mayor lirismo, pero su ópera Cuento de un hombre auténtico (1948) fue de nuevo censurada. Su Sinfonía nº 7 (1952, premio Stalin) le devolvió el favor del gobierno. Prokófiev falleció el 5 de marzo de 1953 en Moscú (el mismo día que Stalin) cuando acababan de comenzar los ensayos para su ballet La flor de piedra (1950, escenificado en 1954).
 
  • Sergei Prokofiev
  • Sergei Prokofiev
Más Notas
Maurice Ravel
Félix Mendelssohn
Piazzolla más clásico que nunca
La tragedia de Georges Bizet
Juan Crisóstomo de Arriaga

Ver Historial




Breves

  • HECTOR BERLIOZ

    Fue un creador cuyo obstáculo fue la intransigencia de la mayoría de los músicos en casi todos los temas, desde su apoyo al uso del saxofón o a la nueva visión dramática de Wagner. Su vida fue excéntrica y apasionada. Ganó el Premio de Roma, el más importante de Francia en aquel momento, por una cantata hoy casi olvidada. Su obra musical es antecesora de estilos confirmados posteriormente.

  • El aprendiz de brujo de Paul Dukas se basa en una balada de Goethe. Es un scherzo sinfónico que describe fielmente cada frase del texto original.

  • La primera ópera de la que se conserva la partitura es Orfeo de Claudio Monteverdi. Se estrenó en Mantua en 1607, con motivo de la celebración de un cumpleaños, el de Francesco Gonzaga.

  • La obra que Stravinski compuso desde la época del Octeto de 1923 y hasta la ópera The Rakes Progress de 1951, suele considerarse neoclasicista.

  • En la Edad Media encontramos la viela de arco, de fondo plano y con dos a seis cuerdas, que se perfeccionó en la renacentista, hasta llegar a su transformación en el violín moderno a partir del siglo XVI, cuando se estableció una tradición de excelentes fabricantes (violeros) en la ciudad de Cremona.


Citas

  • DANIEL BARENBOIM

    "Un director no tiene contacto físico con la música que producen sus instrumentistas y a lo sumo puede corregir el fraseo o el ritmo de la partitura pero su gesto no existe si no encuentra una orquesta que sea receptora"

  • GEORGE GERSHWIN

    "Daría todo lo que tengo por un poco del genio que Schubert necesitó para componer su Ave María"

  • GUSTAV MAHLER

    "Cuando la obra resulta un éxito, cuando se ha solucionado un problema, olvidamos las dificultades y las perturbaciones y nos sentimos ricamente recompensados"

  • FRANZ SCHUBERT

    "Cuando uno se inspira en algo bueno, la música nace con fluidez, las melodías brotan; realmente esto es una gran satisfacción"

  • BEDRICH SMETANA

    "Con la ayuda y la gracia de Dios, seré un Mozart en la composición y un Liszt en la técnica"

MULTIMEDIA

  • Johannes Brahms

    Biografía

  • Concierto para piano Nº 3

    Allegro ma non tanto

  • Ballets

    Piotr Illych Chaikovski

  • Sinfonía Nº 1 "Clásica"

    Sergei Prokofiev

  • Concierto para 2 violines, BWV 1043

    Johann S. Bach

  • La consagración de la primavera

    Igor Stravinsky

  • Sinfonía Nº 1 "Primavera"

    Robert Schumann

  • Sinfonia Nº 25

    Wolfgang A. Mozart

Intérpretes

Músicos

Orlando Goñi

Orlando Goñi

Pianista y director. Apenas compuso un tema (la milonga "Mi Regalo"), tuvo orquesta propia al final de su vida y no llegó a la grabación comercial ni a destacarse mayormente en sus actuaciones en público. ¿Qué fue lo que despertó tal devoción artística entre la gente de tango? ¿Qué lo hace estar entre los preferidos junto a Francisco De Caro, Carlos Di Sarli u Horacio Salgán?. De sonido suave, fraseo limpio y pausado, inagotable imaginación creadora, tenía una forma inimitable de "llevar" a la orquesta. Adoptaba una extraña posición frente al piano, sin posturas académicas, con las piernas abiertas y extendidas, sin utilizar por lo general los pedales...

Voces

Ángel Vargas

Ángel Vargas

Posiblemente, junto a Francisco Fiorentino, fue el modelo del "cantor de la orquesta". Tanto es así que hablar de Ángel Vargas nos remite indefectiblemente a Ángel D'Agostino, el director de la orquesta de sus grandes éxitos. Cantor de una personalidad impresionante, es el símbolo del fraseo porteño de los años cuarenta. Vargas canta como únicamente se cantó en el cuarenta. Su fraseo era reo y compadrito pero al mismo tiempo, de un infinito buen gusto. Tenía una dulzura que disimulaba su voz pequeña pero varonil, transmitía simpatía y era sobretodo, un cantor carismático. Fue sin duda uno de los más grandes artistas de nuestro tango.

Músicos

Raúl Garello

Raúl Garello

Leyendo el diario Clarín encontré un interesante artículo de Héctor Negro sobre el maestro Raúl Garello donde contaba que nació en la ciudad de Chacabuco, Provincia de Buenos Aires y afirmaba, que a través del tiempo, con su presencia, el tango contemporáneo logró exhibir uno de los más importantes aportes en lo que se considera la promoción de músicos "post Piazzolla". Coincido totalmente con este concepto, porque como es público y notorio, Astor marcó una verdadera brecha entre el sonido de los cuarenta y el tango actual, un antes y un después en la música porteña. Garello es una feliz consecuencia de este proceso.

Junín, 13/06/2016

Presentaron “Tango en Junín”

Los amantes del tango podrán disfrutar de diversas actividades durante cinco días en Junín. El intendente la Ciudad, Pablo Petrecca, presentó oficialmente “Tango en Junín”, un importante ciclo cultural que se desarrollará entre el 13 y el 17 de julio próximos e incluirá la realización de la preliminar del Festival y Mundial de Tango BA 2016.

Mar del Plata, 30/05/2016

Amelita Baltar en el Teatro Colón

El sábado 11 de Junio a las 21 hs se presentará en el Teatro Municipal Colón la gran cantante Amelita Baltar, acompañada por la Orquesta Municipal de Tango que dirige el Maestro Julio Davila y el pianista Aldo Saralegui como invitado especial. Luego de su presentación en Mar del Plata, la cantante estrenará un nuevo espectáculo: "Noches de Kabaret" en el Teatro Maipo de Buenos Aires.

Letras

Ver mís letras
A B C D E F G H I J K
L M N O P Q R S T U
V W X Y Z

Desarrollado por Osmosis