Domingo, 23 de Enero de 2022

Clásica y Ópera | Compositores

Carl Philipp E. Bach

Carl Philipp E. Bach

El hijo más famoso de Johann Sebastian Bach fue autor de obras musicales y un tratado sobre la ejecución moderna del clave. Su legado es esencial para comprender el desarrollo de las formas musicales preclásicas por ser uno de los principales fundadores de la innovación de la forma-sonata y un músico influyente de su época, que impuso esta forma musical en substitución de la antigua suite de danzas como esquema general de la música para instrumentos. Además, fue un prestigioso intérprete de clave en la corte prusiana.







El más famoso de los hijos de Bach fue, sin duda alguna, Carl Philipp Emanuel. Nació el 8 de marzo de 1747 en Weimar. Al comienzo estudió leyes en las Universidades de Leipzig y de Frankfurt an den Oder. Pero durante el mismo periodo (1731-38) estaba produciendo sus primeras composiciones bajo la asistencia de su padre. Después de completar su educación, recibió una invitación a la corte del Príncipe de Prusia, quien llegaría ser el rey Federico el Grande. Este monarca era también flautista y estaba configurando un entorno musical con varios de los compositores e intérpretes más notables de la época.

Aunque Carl Philipp trabajó por treinta años para el rey, tuvo muchas razones para sentirse insatisfecho en su cargo. Por un lado, Federico estaba más preocupado de las hazañas militares que de asuntos musicales. Y por el otro, ignoraba las composiciones de Bach y prefería a otros músicos de la corte como Quantz, Nichelmann o los hermanos Graun. Insatisfecho en Berlín, Emmanuel postuló a distintos puestos en otras ciudades. Finalmente en 1767, cuando falleció Telemann, cantor y director musical en Hamburgo, Bach fue aceptado como su sucesor. Federico accedió después de varias peticiones de Emanuel y en marzo de 1768 el joven Bach tomó el cargo en Hamburgo, donde permanecería hasta el final de su vida.

Entonces Carl Philipp se hizo bien conocido en todo Europa como “el Bach de Hamburgo” (para distinguirlo de su hermano Johann Christian “el Bach de Londres”). Junto con componer música para las cinco iglesias de Hamburgo, Carl Philipp inició temporadas de conciertos y publicó muchas de sus creaciones, incluyendo seis influyentes ciclos de piezas para teclado “für Kenner und Liebhaber” (para conocedores y amateurs). Ya famoso por su “Ensayo sobre el Verdadero Arte de Interpretar Instrumentos de Teclado”, Carl Philipp se interesó por la sinfonía y produjo diez obras (Wq.182-183), así como en la música coral, lo que culminó con el magno oratorio Die Auferstehung und Himmelfahrt Jesu (La Resurrección y Ascensión de Jesús, Wq.240).

En adición a sus sustanciales contribuciones a la música, Carl Philipp se dedicó a proteger el legado de su padre. Lamentablemente tras la muerte de Johann Sebastián la mayoría de sus manuscritos fueron entregados a Wilhelm Friedemann. La negligencia del hijo menor condujo a que muchas partituras se perdieran. De hecho se dice que Johann Sebastián dejó cinco Pasiones y ambos hijos las repartieron, Carl Philipp se quedó con dos, San Juan y San Mateo, que son las que hoy conocemos, y Wilhelm Friedemann con tres, de las cuales solamente hay fragmentos de una.

Lo mismo sucedió con los cinco ciclos de cantatas. Pero junto atesorar las partituras de su padre, Carl Philip fue el responsable de las únicas publicaciones con música de Johann Sebastián entre la edición de El Arte de la Fuga, publicada poco después de la muerte de éste, y las competentes ediciones de El Clavecín Bien Temperado que aparecieron en 1801. También dirigió obras de Johann Sebastián como el Credo de la Misa en Si Menor en Hamburgo en 1784 y publicó, hacia el final de su vida, una defensa del arte de su padre contra las desfavorables comparaciones con aquel de Haendel.

Con todo Carl Philipp se preocupó de producir sus propias obras maestras y nunca se sintió empequeñecido por el aporte de su padre. Sabía que cultivaba un estilo distinto, con partituras muy sensibles y cambios impredecibles en dinámica, rítmica y modulaciones. En vez de tratar de competir con el estilo de su padre, o vagar entre distintos estilos como lo hizo Friedemann, desarrolló una estrecha relación con la respuesta emocional del público. Lamentablemente el siglo XIX se encargó de minimizar el aporte de Carl Philipp al compararlo sin razón con el de Johann Sebastián. De hecho solamente al final del siglo XX se comenzó a preparar una edición completa de sus obras. Carl Philipp emergió entre la sombra de su padre y concretó su propio mundo musical, reflejando todo un periodo y no, como muchos afirman, solamente una transición.

Más Notas
Maurice Ravel
Félix Mendelssohn
Piazzolla más clásico que nunca
La tragedia de Georges Bizet
Juan Crisóstomo de Arriaga

Ver Historial




Breves

  • HECTOR BERLIOZ

    Fue un creador cuyo obstáculo fue la intransigencia de la mayoría de los músicos en casi todos los temas, desde su apoyo al uso del saxofón o a la nueva visión dramática de Wagner. Su vida fue excéntrica y apasionada. Ganó el Premio de Roma, el más importante de Francia en aquel momento, por una cantata hoy casi olvidada. Su obra musical es antecesora de estilos confirmados posteriormente.

  • El aprendiz de brujo de Paul Dukas se basa en una balada de Goethe. Es un scherzo sinfónico que describe fielmente cada frase del texto original.

  • La primera ópera de la que se conserva la partitura es Orfeo de Claudio Monteverdi. Se estrenó en Mantua en 1607, con motivo de la celebración de un cumpleaños, el de Francesco Gonzaga.

  • La obra que Stravinski compuso desde la época del Octeto de 1923 y hasta la ópera The Rakes Progress de 1951, suele considerarse neoclasicista.

  • En la Edad Media encontramos la viela de arco, de fondo plano y con dos a seis cuerdas, que se perfeccionó en la renacentista, hasta llegar a su transformación en el violín moderno a partir del siglo XVI, cuando se estableció una tradición de excelentes fabricantes (violeros) en la ciudad de Cremona.


Citas

  • DANIEL BARENBOIM

    "Un director no tiene contacto físico con la música que producen sus instrumentistas y a lo sumo puede corregir el fraseo o el ritmo de la partitura pero su gesto no existe si no encuentra una orquesta que sea receptora"

  • GEORGE GERSHWIN

    "Daría todo lo que tengo por un poco del genio que Schubert necesitó para componer su Ave María"

  • GUSTAV MAHLER

    "Cuando la obra resulta un éxito, cuando se ha solucionado un problema, olvidamos las dificultades y las perturbaciones y nos sentimos ricamente recompensados"

  • FRANZ SCHUBERT

    "Cuando uno se inspira en algo bueno, la música nace con fluidez, las melodías brotan; realmente esto es una gran satisfacción"

  • BEDRICH SMETANA

    "Con la ayuda y la gracia de Dios, seré un Mozart en la composición y un Liszt en la técnica"

MULTIMEDIA

  • El caballero de la rosa

    Richard Strauss

  • Una furtiva lagrima

    Roberto Alagna (Nemorino)

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    Ciclo 2012 - Programa N° 33

  • Sonata violín y piano N° 1

    Johannes Brahms

  • Gymnopedie 1

    Erik Satie

  • Cuatro piezas sacras

    Stabat Mater

  • Recuerdo de un lugar querido

    Piotr Illych Chaikovski

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    Ciclo 2011 - Programa N° 2

Intérpretes

Músicos

Agustín Bardi

Agustín Bardi

Hacia 1908 y en algunos cafetines de camareras de La Boca emplazados frente al Riachuelo, "El bar de la taquera" y el "Café del Griego", debutaba Agustín Bardi integrando, como violinista, un trío con Ravina y Benigno, y más tarde un cuarteto con el Tano Genaro Espósito. Al poco tiempo pasó al café "La Marina" donde interpretó públicamente el piano por primera vez. En 1911 actuó en "El Estribo" y ese mismo año compuso su primer tango: Vicentito, dedicado al bandoneonista Vicente Greco.

Voces

Roberto Goyeneche

Roberto Goyeneche

El Polaco nació el 29 de enero de 1926. Fue conductor de colectivos, taxista y mecánico. A los dieciocho años debutó en la orquesta de Raúl Kaplún y luego fue vocalista de Horacio Salgán. En 1956 fue convocado por Aníbal Troilo, incorporándose a su orquesta como cantor hasta 1963. Alentado por Pichuco, con el que llegaron a ser grandes amigos, al año siguiente se constituyó en forma definitiva como solista, etapa que se prolongó durante tres décadas.

Voces

Ángel Vargas

Ángel Vargas

Posiblemente, junto a Francisco Fiorentino, fue el modelo del "cantor de la orquesta". Tanto es así que hablar de Ángel Vargas nos remite indefectiblemente a Ángel D'Agostino, el director de la orquesta de sus grandes éxitos. Cantor de una personalidad impresionante, es el símbolo del fraseo porteño de los años cuarenta. Vargas canta como únicamente se cantó en el cuarenta. Su fraseo era reo y compadrito pero al mismo tiempo, de un infinito buen gusto. Tenía una dulzura que disimulaba su voz pequeña pero varonil, transmitía simpatía y era sobretodo, un cantor carismático. Fue sin duda uno de los más grandes artistas de nuestro tango.

Junín, 13/06/2016

Presentaron “Tango en Junín”

Los amantes del tango podrán disfrutar de diversas actividades durante cinco días en Junín. El intendente la Ciudad, Pablo Petrecca, presentó oficialmente “Tango en Junín”, un importante ciclo cultural que se desarrollará entre el 13 y el 17 de julio próximos e incluirá la realización de la preliminar del Festival y Mundial de Tango BA 2016.

Mar del Plata, 30/05/2016

Amelita Baltar en el Teatro Colón

El sábado 11 de Junio a las 21 hs se presentará en el Teatro Municipal Colón la gran cantante Amelita Baltar, acompañada por la Orquesta Municipal de Tango que dirige el Maestro Julio Davila y el pianista Aldo Saralegui como invitado especial. Luego de su presentación en Mar del Plata, la cantante estrenará un nuevo espectáculo: "Noches de Kabaret" en el Teatro Maipo de Buenos Aires.

Letras

Ver mís letras
A B C D E F G H I J K
L M N O P Q R S T U
V W X Y Z

Desarrollado por Osmosis